• Quienes Somos
  • Estrategia
  • Metodologia

Desde su fundación en el Reino Unido en 1986, Harper & Lynch viene desarrollando su actividad en la prestación de servicios de consultoría y asesoramiento integral a empresas, donde destaca la importancia de los planes estratégicos y consultoría financiera.

Harper & Lynch ha emprendido el nuevo milenio habiéndose situado entre las seis primeras compañías de consultoría de mayor prestigio mundial, y así lo pone de manifiesto la EAP (Escuela Europea de Administración de Empresas) en las conclusiones de un extenso estudio en el que las empresas entrevistadas expresan su alto nivel de satisfacción por la calidad de la metodología utilizada y la aportación de una visión objetiva diferente.

El aval de nuestra experiencia son los múltiples servicios de consultoría prestados a clientes nacionales y multinacionales, convirtiendo nuestras metodologías y herramientas de trabajo en toda una garantía de éxito.

La filosofía principal de Harper & Lynch, en todas las culturas empresariales en las que se desenvuelve, es pensar en términos globales pero actuar en términos locales, entendiendo que aunque la unión en una economía global es fundamental, la cultura empresarial local es determinantemente necesaria.

Nuestras áreas de actividad de Consultoría e intermediación financiera se combinan en su actuación para lograr un servicio integral y una atención personalizada a cada uno de nuestros clientes, convirtiendo sus objetivos en los nuestros, consiguiendo así un incremento de los beneficios a través de la optimización de los recursos y la reducción de costes y tiempos innecesarios e ineficaces.

La mejora de la calidad, eficacia, productividad, especialización y satisfacción de los clientes, constituyen las bases sobre las que se sustentan nuestros servicios y productos.

La cultura empresarial de Harper & Lynch se ve claramente reflejada en el sistema de gestión de nuestra compañía, donde cada unidad de negocio se ve beneficiada por la fuerza e impulso del trabajo en equipo, con lo cual, el valor resultante es mayor que la suma de los esfuerzos individuales.

Una adecuada planificación estratégica significa tener la capacidad necesaria para afrontar y solucionar los problemas que repercuten de forma negativa en la trayectoria de una empresa, así como para identificar y poner en marcha las acciones de mejora que posibiliten su expansión, crecimiento y adecuado desarrollo.

En Harper & Lynch mantenemos un compromiso constante con nuestros clientes, desde el diagnóstico hasta el seguimiento de los procesos establecidos, lo cual le asegura una relación altamente profesional, eficaz y rentable, permitiéndonos así ofrecerle el mejor servicio orientado a hacer realidad su visión de futuro, aportándole la información necesaria para una correcta toma de decisiones en cada momento.

El Área de Estrategia de Harper & Lynch, se basa en el principio de elevar la productividad, calidad, competitividad y rentabilidad de toda clase de organizaciones nacionales e internacionales; desde las PYMES hasta las grandes Multinacionales. Para lograrlo, contamos con una visión integral de negocio, utilizando métodos y procedimientos científicamente comprobados que permiten identificar y analizar los puntos fuertes, aprovechar las oportunidades y las áreas de mejora de su empresa. Todo ello con la finalidad de establecer planes de acciones concretas que redunden en un aumento de la competitividad.

Planes de Estrategia y Desarrollo de Negocio

  • Reingeniería de Procesos
  • Análisis de mercado, sectoriales
  • Análisis de viabilidad
  • Cuadro de Mando Integral
  • Definición de Cultura Empresarial
  • Planificación e implantación del cambio cultural
  • Códigos éticos y de buen gobierno de la empresa
  • Dimensionamiento de plantillas
  • Sistemas de Gestión del Conocimiento
  • Diseño estratégico de Modelos Organizativos
  • Benchmarking competitivo
  • Mystery Shopper
  • Estrategias de Fidelización del Cliente

La amplia experiencia de Harper & Lynch en los diferentes entornos empresariales nacionales e internacionales, abarcando prácticamente la totalidad de los sectores industriales, le han permitido desarrollar depuradas metodologías que garantizan el éxito de todos sus proyectos, tanto en su desarrollo como en la consecución final de los objetivos fijados.

Las teorías sobre cómo optimizar la gestión empresarial se pueden encontrar en diferentes manuales, sin embargo el poder aplicar dichas teorías mediante técnicas concretas, cuantitativas y cualitativas, resulta complejo y requiere un alto nivel de especialización.

Las metodologías propias que Harper & Lynch utiliza en sus proyectos de consultoría se centran en la racionalización y sistematización de procesos, permitiendo, a través de sus correspondientes índices de medición, una cuantificación y valoración de la eficacia y el rendimiento de las mejoras introducidas en cualquier momento del proceso. Con ello hacemos posible la detención de posibles desviaciones en tiempo real, a fin de introducir las medidas correctoras necesarias.

Dicha metodología la ponemos en práctica acercándonos a los clientes, viviendo sus experiencias, trabajando unidos, definiendo objetivos y obteniendo los mejores resultados. Por ello, dichas metodologías se revisan permanentemente para servir a la expansión presente y futura de nuestros servicios y asegurar su adaptación permanente a las necesidades concretas de nuestros clientes.

Una vez que se consiguen los primeros objetivos establecidos se tutela el desarrollo de la implantación y se crea una nueva cultura de trabajo: mejora continua y no puntual. De este modo, Harper & Lynch, realiza todas sus intervenciones profesionales según el enfoque metodológico “Awareness Plan”, consistente en asegurar y afianzar, a lo largo de todas las fases del Proyecto, la consecución del objetivo final propuesto, sin que ello se vea afectada durante el tránsito la actividad cotidiana de nuestros clientes, al tiempo que se detectan y neutralizan las reacciones negativas que todo proceso de cambio puede generar.